Ronquidos, cómo combatirlos

Roncar no debe considerarse solamente como un problema para la convivencia nocturna, sino además como un síntoma de probables anomalías de la salud.

Hay muchas causas que influyen para que un individuo ronque. Algunas están de manera directa similares con las particularidades de nuestras fuentes respiratorias, pero otras tienen relación más con la forma en la que descansamos o con la carencia de métodos sanos.

Has de entender que hay numerosos tratamientos para los ronquidos que demostraron su efectividad para agarrar tanto las situaciones que no revisten gravedad como las apneas del sueño. Si acudes a un experto para dejar de roncar, te planteará elecciones similares a éstas:

Si tienes sobrepeso, posiblemente la satisfacción pase por proteger la línea. La obesidad pertence a las primordiales causas de los ronquidos porque las fuentes respiratorias están sometidas a una más grande presión de la grasa del cuello.

De hecho, de acuerdo con la National Sleep Fundation, el 50 por ciento de la gente con apnea del sueño son obesas. Por eso, una de las medidas que tienes que adoptar si éste es tu caso es bajar esos kilos de más.

El alcohol y el tabaco influyen negativamente en nuestra respiración.

Para dejar de roncar, descarta el consumo de estas sustancias, principalmente a lo largo de las últimas horas de la tarde.

Lo mismo pasa con los somníferos y otros medicamentos que trabajan como relajantes para los músculos localizados en las fuentes respiratorias.

La posición en la que dormimos además condiciona la aparición de estos insoportables sonidos nocturnos.

Cuando descansamos boca arriba, la base de la lengua cae hacia atrás, reduciendo el espacio para que pase el aire. Reposar de lado va a impedir que taponemos con la lengua las fuentes respiratorias y, por consiguiente, te va a ayudar a dejar de roncar.

En la misma línea, mantén unos hábitos de descanso regulares, como reposar el tiempo que necesites o acostarte siempre a la misma hora.
La obstrucción de las fosas nasales está detrás de los ronquidos de muchas personas.

Es sustancial tener la nariz despejada de mucosa e hidratada cuando nos vamos a acostar.

Si con sonarnos o aplicándonos cremas no basta, otros tratamientos para dejar de roncar son los dilatadores o las tiritas, que te van a ayudar a respirar mejor.

Es viable que ronques porque tienes la mandíbula retraída. Esto se acostumbra solucionar con prótesis bucales que sujetan la mandíbula, retienen la lengua o elevan el paladar.

En la situacion de las apneas del sueño, la satisfacción está en la Presión Efectiva Continua en la vía aérea (CPAP, por sus siglas en inglés).

Esta práctica radica en ingresar por medio de un electrónico aire a presión por la nariz a lo largo de toda la noche, de forma que no se obstruyen las fuentes respiratorias.

El CPAP es muy eficiente, pero si se deja de usar, las apneas volverán.

Terminando, hay situaciones en los que son necesarios los tratamientos quirúrgicos para que desaparezcan los ronquidos.

Hay numerosas técnicas basadas en la cirugía, el láser o la radiofrecuencia para endurecer o acortar las partes blandas que hacen que ronquemos

deja de roncar,dejar de roncar hoy,deja de roncar,que hacer para dejar de roncar,cómo dejar de roncar,para dejar de roncar,como puedo dejar de roncar,

Ronquidos, cómo combatirlos,

Ronquidos, cómo combatirlos,

Ronquidos, cómo combatirlos,

Pin It on Pinterest

Share This